Hace unos días finalizaba el primer Torneo Open de Tenis en categoría absoluta con el que se abría la temporada de competiciones de 2019. El torneo se desarrolló en las pistas de tenis del Álvarez Claro  y se disputó en las pruebas de individual masculino y femenino.

En ambas pruebas se contaba con la participación de las mejores raquetas locales, siendo la más numerosa la prueba masculina, en la que ya se producían sorpresas desde las primeras rondas.

En este sentido destacar el buen papel de algunos jóvenes jugadores, como por ejemplo, José Serón, de catorce años, que caía en la ronda de dieciseisavos de final ante el experimentado José Escobar por un 6/2 y 7/6, con un ajustado 7-5 en el tie break, su hermano Marcos Serón, que caía en la ronda de octavos de final ante Rafael García, o el buen papel del joven Francisco Javier Gallego Gras, que con tan sólo quince años, lograba acceder también a los octavos de final, siendo eliminado por el primer cabeza de serie, Armando Moya.

El cuadro no presentó sorpresas, tan sólo el segundo cabeza de serie, Jesús Martínez, caía en la ronda de cuartos de final ante Mohamed Douiri, en un partido largo y disputado, por 4/6, 6/2 y 6/4.

En la primera semifinal, el favorito, Armando Moya, que logró cerrar una excelente temporada de 2018, se impuso por 6/4 y 6/2 a Francisco de Miguel, mientras que en la segunda semifinal Moha Douiri lograba también su pase a la final cuando con un parcial favorable de 4/1, su rival, Pablo Martínez, tenía que abandonar por una lesión en la rodilla.

En la final, Armando Moya hizo valer su condición de favorito y se impuso por un doble 6/4, siguiendo demostrando que actualmente es el indiscutible número uno local en categoría absoluta.

En la prueba femenina, al contar con una menor participación, el Torneo se desarrollaba en dos grupos en sistema de liga, de forma que las jugadoras pudieran disputar un mayor número de partidos.

En cada uno de los grupos, las campeonas fueron claras, por una parte la experimentada Maria Yuste, y por otro la joven carmen García, de tan sólo trece años, pero con un gran nivel de juego, sin rivales actualmente en el circuito femenino local, ni en las categorías juveniles ni en la absoluta, por lo que venció sin dificultades en la Final ante Maria Yuste, proclamándose campeona en este primer torneo del año. En la prueba femenina también hay que destacar la participación a otras jóvenes jugadoras, que también han mejorado ostensiblemente su juego, como es el caso de Ariadna del Salto y Maria Martínez Serón.

En la prueba de segunda categoría masculina, el joven Alfonso Salazar logró imponerse al correoso  Francisco Sánchez, en un disputado partido, por 6/1, 4/6 y 6/3.